Category Archives: Latinoamérica

De a Chile a Salvador, estos sonidos ruedan libres por la panamericana

Como les habíamos contado en una entrada anterior, este año decidimos proyectar nuestras voces para dar a conocer nuestros esfuerzos, posturas, realidades y ante todo crear un espacio para escucharnos, apoyarnos, compartir y sobre todo activar el contacto dentro de la comunidad de la cultura libre por medio de audio-cartas creadas por capítulos de la comunidad Creative Commons en Latinoamérica y a la vez de otros colectivos de naturaleza similar en la región.

Para lanzar este proyecto escuchamos los sonidos de Colombia en una audio-carta cargada de ideas sobre cómo ayudar a que liberen la cultura. Para el mes de marzo nos llegan las voces, sonidos y músicas de los capítulos de CC Chile y CC el Salvador.

En nuestra segunda audio-carta CC Chile revisa tres proyectos que están realizando interesantes usos de las licencias Creative Commons: el sito web Archivo Amoroso, dedicado íntegramente a compartir historias de amor; el regreso del sello Cazador y Los libros de la mujer rota, una muy interesante editorial indendiente.  La banda sonora que acompaña este episodio de Se oye libre viene de la mano de La Reina Morsa, Centella, Colectivo Etéreo y, desde Uruguay, Comunismo Internacional.

Y subiendo por la carretera nos encontramos en el Salvador, para escuchar historias  sobre la lectura, la imaginación y la libertad: el acceso a la información y al conocimiento es un derecho humano fundamental. tenemos que trabajar para facilitar ese acceso, eliminando las barreras que existen. Hoy vamos a contarles sobre el acceso al texto escrito porque un porcentaje significativo de la información y el conocimiento se encuentra en este formato. Gran parte de la discusión sobre el acceso a la información se centra en el acceso a la tecnología ¿pero de qué le sirve la versión digital de un libro a alguien que no puede leer?

Para terminar nuestr recorrido sonoro, con música, voces y efectos el capítulo de Uruguay nos regresa al sur con una crónica que cuentan sobre la lucha por el acceso a la cultura en este país. Desde el catálogo de artistas y bandas de Uruguay que licencian sus obras con Creative Commons, pasando por autores.uy la base de datos de autores de Uruguay y el Festival de Cine Creative Commons de Uruguay; hasta llegar a la lucha por construir una reforma de la ley de derecho de autor equilibrada en este país.

No se pierdan este viaje por la cultura libre de la región que está escrito con sonidos.

Escucha nuestro primer episodio aquí: “Liberen la cultura, Audio-carta Colombia” y en archive.org

Escucha nuestro segundo episodio aquí: “Compartir como acto de amor” y en archive.org

Escucha nuestra tercer episodio aquí: “Déjame leer. Audiocarta sobre la lectura, la imaginación y la libertad” y en archive.org

Escucha nuestro cuarto episodio  aquí:  “Todos ganamos derechos. Audio-Carta, Uruguay” y en archive.org

 

 

Carta de apoyo a la campaña “Derecho a estudiar”

zapatosCC

Los abajo firmantes somos capítulos Creative Commons (CC) afiliados y miembros de la comunidad que gira en torno al licenciamiento libre que propone CC, y en esa calidad rechazamos las imágenes con las que la campaña “Derecho a Trabajar” que nace como reacción a la campaña Derecho a Estudiar, pretende desinformar al público sobre el proyecto y las licencias CC.

Derecho a estudiar es una campaña uruguaya, que aporta elementos para el debate del proyecto de ley que impulsa la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay  sobre el acceso a la cultura y a materiales de estudio. Dicho proyecto busca actualizar la ley de derecho de autor a las prácticas de acceso a la cultura y a la educación del siglo XXI, incluyendo, entre otras cosas, excepciones básicas para poder utilizar materiales con fines educativos o de investigación, para permitir las copias personales, y para que las bibliotecas y otras instituciones culturales puedan realizar su misión sin peligros legales. Todos los elementos del proyecto de ley están basados en disposiciones vigentes en decenas de países. En resumen, es una campaña por el acceso al conocimiento y la cultura, que tiene en cuenta las dinámicas del ecosistema digital.

Queremos referirnos y rechazar enfáticamente la imagen, y su pie de foto, circulada en redes la semana pasada, que muestra a las licencias CC como aquellas que están “aplastando el derecho de autor”. Dicha imagen es un lamentable intento por tergiversar el propósito del proyecto, la función de CC y el rol de las licencias, además de evidenciar un total desconocimiento sobre Creative Commons.

Creative Commons es un proyecto internacional que tiene como propósito fortalecer a los creadores para que sean ellos quienes definan los términos en que sus obras pueden ser usadas, qué derechos desean entregar y en qué condiciones lo harán. Este sistema no está pensado como un enemigo del derecho de autor. Recordemos que en la campaña de Derecho a trabajar se afirma: “Estamos convencidos que detrás de la noble posición de los estudiantes de facilitar el acceso a los materiales de estudio existen reconocidas figuras de movimientos anti derechos de autor” e inmediatamente nombran a CC como una organización con tal fin. A esta mentira, respondemos que las licencias Creative Commons están basadas en el derecho de autor y son una legítima expresión de éste. Más aún, las licencias CC suponen un ejercicio consciente de los derechos por parte de los propios autores, quienes eligen compartir usos con su público bajo diferentes condiciones.

Resulta peligroso e irresponsable basar una campaña en frases que carecen de verdad y que además rayan en un tipo de discurso de odio. Debemos tener en cuenta que si el paradigma del sistema tradicional del derecho de autor es “Todos los derechos reservados”, para las licencias CC es “Algunos derechos reservados”. Si en el sistema tradicional del derecho de autor el principio es que toda utilización de una obra debe tener un permiso expreso del titular de los derechos de autor, para las licencias CC el principio es el de la libertad creativa.

Con CC no se trata de quién pisa a quién, sino de qué zapatos elige cada uno para caminar. No se trata de “la muerte del autor”, se trata precisamente de entender los nuevos paradigmas que plantea la era digital, y es que como dice Carolina Botero, reconocida activista de la cultura digital: “¿A quién se hace más daño cuando no circula información científica durante años? ¿Al autor? ¿Al país?” La misma pregunta la podemos hacer en el caso de la cultura: ¿a quién se hace más daño cuando las obras creativas y educativas permanecen amarradas a barreras que impiden su acceso? ¿A quién se hace más daño cuando se tergiversa el discurso de la libertad que respaldan miles de personas en todo el mundo?

Finalmente, el espacio de las políticas públicas sin duda está poblado de intereses. Si se analiza la historia de Creative Commons se puede apreciar que se ha identificado con los objetivos del acceso al conocimiento y la cultura, con la idea de ajustar el derecho de autor a la realidad tecnológica para facilitar esa posibilidad de acceso. Estos objetivos concuerdan con los lineamientos brindados por la relatoría de derechos culturales del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que en su informe de 2015 recomendó a los Estados la adopción de políticas públicas y de excepciones y limitaciones a los derechos de autor con el fin de atender derechos culturales. Creative Commons responde al régimen legal de las organizaciones sin ánimo de lucro en Estados Unidos y en esa medida actúa independiente de las posiciones políticas de grandes corporaciones de Internet, como Google o Microsoft, incluso si recibe financiación de ellos. Pero, adicionalmente, es importante reconocer que en torno a CC hay una comunidad internacional que piensa y desarrolla sus acciones en coordinación pero independientemente de la fundación estadounidense. En concreto el capítulo de Creative Commons Uruguay no recibe financiamiento ni directivas de ninguna empresa para trabajar en favor de la reforma de la ley de derecho de autor. Por lo tanto, afirmar que está viciado para discutir localmente estos temas por nexos con Google no es preciso ni serio.

Por todo lo anterior, nos sumamos a decir que tenemos la convicción de que la Cámara de Senadores de Uruguay aprobó un proyecto de ley garantista, justo para todos y adecuado a los tiempos que corren. Esperamos una pronta aprobación de la ley en la Cámara de Representantes.

 

Firmantes

Creative Commons Colombia

Fundación Karisma

Creative Commons Argentina

HackLab Cochabamba

mARTadero

Creative Commons Paraguay

ONG TEDIC

Creative Commons Uruguay

Creative Commons Chile

Derechos Digitales

Central Dogma

Fosslawyers

Ártica – Centro Cultural Online

Creative Commons Guatemala

Creative Commons El Salvador

Fundación AccesArte, El Salvador

 

Una guía de viajes hermosa, cruel y libre

Isla Granito de Oro 2

Isla granito de oro. Almanaque Azul. CC BY NC SA.

Almanaque Azul elabora y profundiza donde las demás guías apenas rayan la superficie, y lo hace con humor, irreverencia y honestidad. Si quieres conocer Panamá más allá de los caminos más trillados y de los circuitos turísticos oficiales, Almanaque Azul es la guía pa ti.” Jonathan Harker. Artista audiovisual panameño.

¿Cómo conocer el país que está más allá de las postales turísticas? Esta es la pregunta que se han venido haciendo los amigos y amigas panameñas de la Fundación Almanaque Azul. Para responderla publicaron en 2013 la primera edición de Almanaque Azul, una guía de viajes para conocer rincones increíbles de Panamá, en donde existen iniciativas de ocio productivo, en donde se gestan expresiones de la cultura local y proyectos de turismo responsable.

La guía se construye así: “cientos de voluntarios visitan los rincones más desconocidos e interesantes y junto a un grupo de artistas y científicos desarrollan el mapa visual e informativo que nos da acceso a estos destinos poco explorados”

Tras el éxito de su primera edición, esta vez le apuestan a una guía actualizada y traducida al inglés y para lograr la impresión necesitan de nuestro apoyo.

libro_300_drop_black

¿Por qué apoyamos esta iniciativa panameña desde Creative Commons Colombia?

Porque la “Buena Guía de Almanaque Azul” se distribuye a través de una licencia CC Atribución – No Comercial – Compartir igual, lo que permite su copia, distribución, comunicación pública, e incluso permite hacer obras derivadas, con la condición de que el contenido nuevo se licencie de esta misma manera y de que no se haga un uso comercial de la guía. Así que esperamos que la comunidad CC Colombiana se inspire para construir una “Buena Guía Colombiana” con las bases del trabajo adelantado por Almanaque Azul.

Y además, porque creemos que apoyar los esfuerzos de las comunidades Creative Commons en la región es una práctica que deberíamos hacer de manera más frecuente. Muchos proyectos, festivales y publicaciones como esta, se crean en América Latina y el Caribe y no nos damos cuenta de su existencia y de los interesantes procesos que las sustentan.

¿Cómo apoyarlos? Aportando para la vaca 🙂

Entérate de la campaña de crowdfunding que está haciendo en la plataforma costea.me  y SÚMATE a los más de 90 colaboradores que ya han hecho su aporte al proyecto. ¡Faltan pocos días para el cierre!

*Gracias a Yolanda Chois, de la plataforma Hacia el Litoral|Acción Colectiva, que es parte de la comunidad Creative Commons en Colombia, por compartir con nosotros esta iniciativa y de esta manera replicarla a toda la comunidad de cultura libre en Latinoamérica y el Caribe.